Cerramientos

Los cerramientos del área de la piscina permiten disfrutar de ella todo el año.
Pueden instalarse cubiertas de aluminio, acero inoxidable y policarbonato, o cerramientos con sistemas de aluminio y cristal.
Las cubiertas pueden ser fijas, telescópicas (módulos que se introducen unos dentro de otros), tipo cobertor bajo o techos corredizos planos.

El sistema ideal de cerramiento es aquel diseñado especialmente para la piscina, acorde a las características del espacio y su entorno, pudiendo utilizarse inclusive termopaneles de doble vidriado hermético, que crean la sensación de estar viendo el exterior sin sufrir las consecuencias del clima. 
Para usar la piscina los meses más rigurosos del invierno es aconsejable pensar no solo en la climatización del agua de la piscina, sino también del aire del recinto.

04.jpg03.jpg02.jpg01.jpg


,